Pirámide alimenticia

La alimentación es de vital importancia y es por ello que todos los grupos de población independientemente de las herramientas de cada uno sean capaces de llevar una alimentación adecuada y saludable basada en un estilo de vida que previene enfermedades y aporta múltiples beneficios. Con ese objetivo está creada la pirámide alimenticia, como un instrumento para crear mensajes claros y asequibles para acercar a la población a patrones alimentarios más saludables.

Pirámide alimenticia

La pirámide alimenticia, a lo largo de los años ha tenido diferentes versiones a medida que la población cambia y el concepto de alimentación evoluciona. Siempre teniendo en cuenta que se debe leer de abajo a arriba, siendo la base el escalón más importante y el pico aquellos alimentos que son recomendados de manera moderada y ocasional.

La última versión disponible coloca en su base, la cual se considera el escalón principal, la importancia del equilibrio emocional, el ejercicio físico, consumo habitual de agua, procesos culinarios adecuados y variados (vapor, cocido, horneado…) y balance energético. En este no encontramos ningún alimento debido a que el principal punto para estar saludable es el estilo de vida a llevar.

El segundo escalón está formado por hidratos de carbono, fuente de energía para el organismo, la cantidad de estos dependerá de las característica de cada persona de forma individual, teniendo en cuenta su peso, altura, edad… pero es indiscutible que se trata de un grupo de gran importancia en nuestra alimentación diaria.

El tercer escalón está dedicado a la fruta y la verdura, un grupo de hidratos que guardan su importancia no tanto en la energía que aportan si no en la cantidad de vitaminas y minerales de las que disponen. Además, en este grupo se incluyen grasas necesarias, como son el aceite de oliva y el aguacate, alimentos necesarios también en su justa medida debido a que las grasas también cumplen funciones importantes en el organismo.

El siguiente escalón está formado por productos lácteos, pescados, carnes blancas, frutos secos y huevos. Se trata del grupo de las proteínas, nutriente de consumo diario y necesario. El aporte de un alimento es muy variado y no solo pueden aportarnos el nutriente al que mayoritariamente pertenecen, es decir, una pieza de pescado no va a aportarnos únicamente proteínas, por lo que es importante que dentro de los grupos el consumo sea
variado.

El penúltimo lugar está formado por carnes rojas, procesadas y embutidos. El consumo de estos alimentos forma parte de algo ocasional y moderado, al igual que ocurre con el último grupo formado por las bollerías.

Actualmente, es incluso posible encontrar una pirámide de hidratación saludable en la cual figura la frecuencia de los diferentes tipos de bebida. Se trata de una forma sencilla para aprender a cuidarse y con la que podemos aprender
mucho.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?